jueves, 19 de marzo de 2015

Nos vemos al final del arco iris



Sitges, Calle 2 de Mayo ( 1 de mayo en realidad), 1999.

En la calle con más marcha de toda la costa Dorada era donde trabajábamos David y yo. Él Dj y yo camarera del pub y discoteca más conocidos, Pachito y Atlántida. Ibamos todas las noches de verano, de Abril a Octubre sin un dia de fiesta. Eso era curar! pero sabéis el dicho de que sarna con gusto no pica, ¿verdad? pues eso, nos quejábamos pero lo pasábamos de miedo. Conocimos a cientos de personas, celebridades y algún que otro loco pero, sin duda, lo mejor que nos llevamos de allí fue a Neo.

Eran las 9pm cuando David entró al bar corriendo y me dijo: no salgas a fuera. Si lo ves, te lo querrás llevar a casa. Vamos si salí! me faltaron piernas. La verdad que en un principio no vi nada por que había bastante gente tapando lo que intentaba divisar. Cuando me puse de puntillas y vi entre cabezas un cachorrillo de unos 9 meses, sentado como si fuera a tomar algo en la terraza del bar de enfrente, aparté a todo el mundo, lo cogí y me lo llevé para el bar.

Neo estaba abandonado. Llevaba días dando vueltas por las basuras y la playa del pueblo. Al acabar de trabajar, sobre las 4am, decidimos llevarlo a casa. David y yo íbamos en moto a trabajar, de una ciudad a otra hay unos 9km, y así es como fuimos los 3, apretaditos, hasta casa. Al dia siguiente lo llevamos al veterinario para ver si tenía chip y dueño. Nada de nada. Pasados unos días, apareció una vecina diciendo que conocía a la dueña de Neo, que lo abandonó por ser un perro maliiiiisimo ( la mentira más grande jamás inventada) y que se lo regalaba a ella. Venía a mi casa a quitarnoslo!! ¿perdón? patada en el culo y hasta luego. Este perro ya tiene nombre y dueños que lo van a querer y cuidar como nadie.

15 años con él, en casa, de viaje, de mudanzas, de paseos, de compañía… ha muerto de viejito y ha vivido como un Rey.




Fueron muy buenos momentos de plena juventud y energía rebosante 





Entonces… llegó esta preciosidad


De vacaciones cada año en Ibiza. Lo que más le gustaba era tirarse al mar desde las rocas.


Hemos vivido como una familia y él ha sido el Rey




Algún dia, nos veremos al final del arco iris 

4 comentarios:

  1. Mucho ánimo bonita, suerte que os encontró y pudo vivir la vida que se merecía. Ahora seguirá como un rey :)

    ResponderEliminar
  2. Precioso y muy emotivo Tatiana, lo siento mucho!!!
    Besos preciosa, Emi

    ResponderEliminar
  3. guau!!! precioso relato!!! que suerte tuvo de que esa noche lo encontraras, se quieren como uno mas de la familia, bueno de hecho es uno mas!!! yo siempre digo que soy familia numerosa, ya tengo 4 hijos. lo siento mucho!!!! animo!!!! besikos

    ResponderEliminar
  4. Solo de leerlo se me cae la lagrimilla. Neo se merece todo el amor del mundo,nunca pidió nada y seguro que te lo dio todo. Mucho ánimo preciosa!

    Paty
    antesAltaquesinsilla.blogspot.com

    ResponderEliminar

Blogging tips